martes, 30 de septiembre de 2014

Eduardo Souto de Moura


Eduardo Souto de Moura. Foto: Leonel de Castro

(...) la arquitectura no puede ser una media tinta. No puedes hacer una cosa que no le gusta a tu cliente o que no te gusta a ti. No puedes hacer algo en lo que no crees o algo que tu cliente no entiende. Todo eso sale mal. Por eso es fundamental hablar. Y hablar es conocerse. 
Eduardo Souto de Moura
Con motivo de la IX Semana de la Arquitectura y dentro de las actividades de la XII Mostra Portuguesael Viernes 3 de octubre de 2014, a las 18:00h, el arquitecto portugués Eduardo Souto de Moura (léase Soto de Mora) dará la conferencia titulada Eduardo Souto de Moura: proyectos recientes, en el Salón de Actos (Planta jardín) de LASEDE COAM
C/ Hortaleza, 63.

A continuación, a las 19:15, se presentará el libro Eduardo Souto de Moura at work por el arquitecto Souto de Moura y el autor del libro Juan Rodríguez

Del 3 de octubre de 2014 al 15 de enero de 2015 también podremos ver, en la planta de acceso, la exposición Eduardo Souto de Moura: proyectos y concursos - Madrid. 


La Fundación Arquitectura COAM nos explica que la exposición, inédita en España en formato y contenidos, recorre de manera crítica la trayectoria de una de las más importantes referencias de la arquitectura contemporánea:

-   El proyecto expositivo aglutina dos vías de entender el trabajo de Souto de Moura, desde sus proyectos construidos como la “Restauración del Convento de las Bernardas”, “Casas das historias Paula Rego” o “Torre Burgo” entre otros y desde algunos de sus concursos más relevantes como “Alta Velocidad Évora” o las “Piscinas S.J. Madeira”.



-   El contenido presenta sus diferentes escalas de intervención a través de planos, maquetas, fotografías o bocetos. El conjunto presenta una de las visiones más interesantes y profundas en torno al trabajo un hombre comprometido con la sociedad y el territorio.

Los actos están organizados por la Fundación Arquitectura y el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid, con la colaboración de la Embajada de Portugal en España y Camões- Instituto da Cooperação e da Língua.




Eduardo Souto de Moura nace en Oporto, Portugal, el 25 de Julio de 1952. Obtiene el título de arquitecto en la Escuela de Arquitectura de Oporto (ESBAP) en 1980. Profesor ayudante en la Facultad de Arquitectura de Oporto (AFAUP) de 1981 a 1991.Trabaja para el arquitecto Álvaro Siza desde 1974 hasta 1979. Abre su propio estudio en 1980.

Profesor visitante en París-Belleville, Harvard, Dublín, Zurich y Lausana. Ha asistido a seminarios en Portugal, España, Gran Bretaña, Francia, Italia, Suiza,Yugoslavia, Estados Unidos, Holanda, Irlanda, Canadá y Noruega.



Su obra ha sido expuesta en Portugal (Oporto, Lisboa, Braga), Francia (Bienal de París, Clermond-Ferrand, Burdeos), Gran Bretaña (Londres, Cambridge), Italia (Trienal de Milán, Roma), Yugoslavia (Pirano), Estados Unidos (NuevaYork, Harvard), Suiza (Zurich).

En el año 2011 fue galardonado con el prestigioso Premio Pritzker, el jurado destacó la mezcla de la modernidad y tradición en su obra: 
Durante las últimas tres décadas Eduardo Souto de Moura ha producido un cuerpo de trabajo que es de nuestro tiempo, pero también lleva los ecos de las tradiciones arquitectónicas. Sus edificios tienen una capacidad única para transmitir las características aparentemente contradictorias: poder y modestia, valentía y sutileza, una autoridad pública audaz y a la vez sentido de intimidad.


 En cuanto a su concepción de la arquitectura, en un simposio sobre arquitectura sostenible, el Holcim Forum, Souto de Moura, declaró: 
Para mí, la arquitectura es un problema mundial. No hay arquitectura ecológica, no hay arquitectura inteligente, no hay arquitectura sostenible, sólo hay buena arquitectura. Siempre hay problemas que no debemos descuidar, por ejemplo, energía, recursos, presupuestos, aspectos sociales, siempre hay que prestar atención a todos ellos.

 La crisis económica que nos afecta desde 2008 ha llevado a Souto de Moura a internacionalizar su obra ante la escasez de proyectos en Portugal, donde había trabajado fundamentalmente hasta ahora. 

Foto: EFE

martes, 23 de septiembre de 2014

D. Manuel II, el último rey de Portugal (II)


Alfonso XIII y Manuel II en Vila Viçosa, Portugal.

Cuenta Carlos Seco Serrano que entre los reyes Alfonso XIII y Manuel II se estableció una relación de "solidaridad monárquica". No hay que olvidar la amistad que unía al monarca español con el hermano mayor de D. Manuel y príncipe heredero de Portugal, Luis Filipe, casi de su misma edad. 

Luis Filipe había asistido, en representación de su padre el rey D. Carlos Iel 31 de mayo de 1906, casi dos años antes del regicidio, a la boda de Alfonso XIII con Victoria Eugenia de Battemberg siendo testigo del posterior atentado que sufrieron los monarcas recién desposados a su paso por la madrileña calle Mayor.



Así, tres meses después del regicidio, el 14 de mayo de 1908, D. Manuel II era condecorado con la Insigne Orden del Toisón de Oro por el rey Alfonso XIII . Las cartas de ánimo, apoyo y afecto del monarca español al joven monarca luso se sucedieron y en febrero de 1909, un año después de regicidio, Manuel II tuvo un encuentro con Alfonso XIII en Vila Viçosa, lo que desencadenó las protestas del cada vez más amplio sector republicano. 


Alfonso XIII y Manuel II en Vila Viçosa, Portugal.

No se conoce el contenido del encuentro de Vila Viçosa, ni los historiadores se ponen de acuerdo sobre si allí se fraguó o no un compromiso o pacto de mutua ayuda contra las embestidas revolucionarias. No obstante, el encuentro bien pudo ser la materialización a la oferta de "cooperación material, si fuera preciso, que pueda yo prestarte" que había formulado antes el monarca español en sus cartas.




Nueve meses después, el lunes 8 de noviembre de 1909, el fuego destruía por completo uno de los teatros más importantes y emblemáticos de Madrid, el Teatro de la Zarzuela. 
El incendio que devoró el famoso teatro tuvo lugar a las siete de la mañana, lo que evitó una verdadera tragedia humana. Cuatro horas después del incendio llegaba a Madrid el Rey de Portugal D. Manuel II... 








ARTÍCULOS RELACIONADOS:

Bibliografía.

Alfonso XIII. El rey polémico. Javier Tusell, Genoveva G. Queipo de Llano. Ed. Taurus.
Alfonso XIII y la Revolución Portuguesa. Carlos Seco Serrano

martes, 16 de septiembre de 2014

D. Manuel II, el último rey de Portugal (I)

D. Manuel II de Portugal

El 1 de Febrero de 1908, al regreso de una estancia en el Palacio real de Vila Viçosa, el rey D. Carlos y el príncipe heredero D. Luis Filipe, son asesinados en plena Plaza del Comercio. De una tacada, Costa y Buiça, decapitaban la monarquía portuguesa, dejando el trono en manos de un poco preparado D. Manuel sin capacidad ni margen de maniobra para gestionar una situación política explosiva que llevaría a la caída de la monarquía y a la implantación de la República el 5 de octubre de 1910.


El regicidio se puede ver en esta dramatización cuyos hechos se desarrollaron así:

En la popular Plaza del Comercio de Lisboa, junto al imponente río Tajo, una multitud se agolpa para saludar al paso del carruaje real. Va descubierto y sin demasiada escolta para aparentar normalidad. De pronto, empiezan los tiros. El rey D. Carlos I recibe un impacto en el cuello y fallece en el acto. Su primogénito y heredero al trono, D. Luis Felipe, es mortalmente herido. La reina Dª Amelia, de pie en el carruaje, trata de defenderse golpeando con un ramo que ha recibido momentos antes. Dos de los atacantes, republicanos radicales miembros de la sociedad secreta Carbonaria, también fallecen en el intercambio de disparos. El segundo en la línea sucesoria, D. Manuel, es herido en un brazo. La muerte de su padre y hermano le convierten en rey. El último de Portugal.

El 21 de mayo de 1908, casi cuatro meses después del regicidio, el entonces rey D. Manuel II describió la forma como vivió este trágico acontecimiento, con el título de Notas absolutamente íntimas, cuyas últimas líneas dicen:

(...) Salimos de la estación bastante despacio. Mi madre iba hablándome cuando se escuchó el primer disparo en el Terreiro do Paço que yo no oí: era sin duda la señal, la señal para comenzar aquella monstruosidad infame, porque se puede decir y digo que fue la señal para empezar la cacería. Fue lo mismo que se hace en una cacería de fieras: se sabe seguro que tienen que pasar por un camino y cuando entran en ese camino se da la señal y comienza el fuego. ¡Infames! Yo estaba mirando hacia el lado de la estatua de D. José y vi un hombre de barba negra con un gran gabán. Vi a ese hombre abrir la capa y sacar una carabina. Estaba tan lejos de pensar en un horror de estos que me dije para mi mismo, sabiendo el estado de agitación en estaba todo, "qué broma más pesada". El hombre salió de la acera y vino por detrás del coche y comenzó a disparar. Cuando vi al tal hombre de barba negra, cuya cara daba miedo, apuntar sobre el carruaje me di cuenta, infelizmente, de lo que pasaba. ¡Dios mío qué horror!. Lo que entonces pasó sólo Dios, mi madre y yo sabemos. (...) 

Sin demasiado tiempo para asimilar la tragedia y con tan solo 18 años D. Manuel II asumió la Corona lusa. El joven monarca debía afrontar la profunda crisis social que asolaba al país, el descrédito de la clase política, tradicional sostén de la monarquía, las constantes amenazas de golpes de Estado y los problemas derivados de las colonias africanas.



En los dos años de su reinado, D. Manuel II demostró que carecía del carácter enérgico y la diplomacia de su padre, lo que agravó la inestabilidad. En tan corto espacio de tiempo se formaron siete gobiernos. Estos vaivenes y cuitas internas de los partidos monárquicos contrastaban con la organización y determinación de los republicanos. El descontento en la calle se acrecentó y preparó el camino para una revolución de la que se van a cumplir 104 años.

En noviembre de 1909 D. Manuel II visitó Madrid, figurando entre sus acompañantes  Joaquín de Arteaga y Echagüe, marqués de Santillana. Los revolucionarios interpretaron el motivo del viaje como una búsqueda de apoyo armado con el fin de sostener la vacilante monarquía... 




ARTÍCULOS RELACIONADOS:



Fuentes:

História Aberta.
Recuerdos portugueses en Madrid. José María Sanz García. Instituto de Estudios Madrileños. 1992.  

martes, 9 de septiembre de 2014

Alonso Sánchez Coello


Alonso Sánchez Coello. Autorretrato (¿?). Hacia 1570
Museo del Prado.

Se dice que el mejor retratista del Renacimiento español fue Alonso Sánchez Coello (1532-1588). Nació en la Alquería Blanca de Benifairó de les Valls (Valencia) pero su ascendencia familiar no está clara al desaparecer los libros parroquiales en las revueltas de los moriscos.

Su primera infancia se desarrolló en Benifairó hasta que con diez años, se trasladó a Castel Rodrigo (Portugal) con su abuelo, quien estaba al servicio del rey D. João III, mientras que su padre, Luis Sánchez Galbán, permaneció en España. Ya en su madurez, Alonso Sánchez Coello declaró tener antepasados nobles portugueses cuando pretendió entrar en la Orden de Santiago. Todos estos hechos y el origen portugués de su segundo apellido (Coello/Coelho) hacen pensar en su ascendencia lusa. 

En Lisboa pudo empezar su formación como pintor en el taller del pintor flamenco Cristóbal de UtrechtPosteriormente entró al servicio de la corte de D. João III, quien le protegió y envió a Flandes en 1550 para aprender en el taller de Antonio Moro, su auténtico maestro, de quien adquirió su perfección como retratista, expresada en el detallismo, en la captación del espíritu de los personajes representados y en la sobriedad. De esta manera, su formación fue un tanto atípica para lo habitual en su tiempo, puesto que a diferencia de otros pintores de su época y posteriores, no realizó ningún viaje a Italia.

Dª Juana de Austria

En 1551, Antonio Moro recibe de Carlos V el encargo de retratar a la familia real portuguesa en Lisboa, por lo que Alonso Sanchez Coello, acompañando a su maestro, vuelve a la capital lusaEntre 1552 y 1554 conoce en la corte portuguesa a la ya entonces princesa de Portugal Juana de Austria, quien le recomienda a su hermano Felipe II para que pase a su servicio. En 1555, un año después del regreso de Dª Juana a España, ya es nombrado pintor de corte de Felipe II en Valladolid. 

Felipe II

A partir de 1559, Sánchez Coello se traslada a la corte de Madrid cuando su maestro Antonio Moro se retira de España y de la corte, ocupando su puesto como pintor de cámara y retratista favorito donde aprovechó la posibilidad de acceder al estudio de las obras de Tiziano y otros artistas italianos en las colecciones reales. De ellos asimiló un tratamiento menos rígido de las figuras, las texturas y los colores. 

En Madrid obtuvo la máxima confianza del rey que le asignó una vivienda en la Casa del Tesoro, contigua al Alcázar madrileño, en la que vivirá con su mujer, Luisa Reynalte, y sus hijas, que mantuvieron una estrecha relación con la familia real.
La infanta Isabel Clara Eugenia

Sus retratos destacan por el detallismo de los trajes y la capacidad de penetración en la psicología del modelo. Fueron enviados a todas las cortes europeas por lo que se difundió un tipo de retrato que consiguió aceptación internacional, como la del Príncipe D. Carlos, y que fue desarrollado en España por Pantoja de la Cruz e incluso por Velázquez. Su pintura religiosa destaca por el Manierismo típico de los primeros años de la Contrarreforma. Falleció en Madrid en 1588.

El príncipe D. Carlos

martes, 2 de septiembre de 2014

Pedro Teixeira

Pedro Teixeira, director del Coro de la Orquesta
de la Comunidad de Madrid

Foto:
 ORCAM 

En esta ocasión no nos referimos al genial cartógrafo y autor, entre otros mapas, de la prodigiosa Topographía de la Villa de Madrid, sino al homónimo y flamante nuevo Director del Coro de la Orquesta de la Comunidad de Madrid (ORCAM).

Pedro Teixeira nació en Lisboa. Inició sus estudios musicales en la Academia de Amadores de Música en 1981, y completó los cursos de Teoría musical y Análisis y composición con el profesor Eurico Carrapatoso. Es licenciado en dirección coral por la Escola Superior de Música de Lisboa, con el director Paulo Lourenço. También ha sido profesor de la Escola Superior de Educação de Lisboa hasta 2012, donde impartía Técnica vocal y Dirección coral.

Ese el año 2000 puso en marcha (y es desde entonces su director artístico) Officium, un grupo vocal profesional dedicado a la interpretación de música polifónica portuguesa de los siglos XVI y XVII.

En 2002 fue galardonado con el premio Director más Prometedor de Tonen 2002 de los Países Bajos. Ese mismo certamen adjudicó sendos terceros premios a Officium en las categorías de música sacra y profana.

Ha sido cantante del Coro Gulbenkian desde 2005 hasta 2012 y continúa cantando en el Coro Gregoriano de Lisboa, en el que también es solista.

En la actualidad, Pedro Teixeira dirige dos coros en Portugal: Coro Ricercare, que codirigió con Paulo Lourenço durante 4 años hasta 2002, año en que Pedro se convirtió en único director de este coro, y el Coro Polifónico Eborae Musica desde 1997. Ha sido el director del Grupo Coral de Queluz desde 2000 hasta 2012. Es director artístico del taller internacional Escuela de Música de la Catedral de Évora, que ya va por su 15ª edición anual.

Debido a su continuo e intenso trabajo coral, Pedro Teixeira ha sido reconocido como uno de los principales directores de coro de Portugal. Como tal, ha sido invitado por la Fundación Gulbenkian para preparar al Coro Gulbenkian para varios conciertos desde 2011, y continúa su colaboración con la fundación como director invitado durante las temporadas actual y próxima.

Ha actuado en innumerables países, tanto cantando como dirigiendo. En Barcelona, dirige, junto con Peter Philips, Ivan Moody y Jordi Abelló, el taller de canto coral Victoria 400, dedicado al Renacimiento y a la música contemporánea española, portuguesa y ortodoxa.

Desde octubre de 2012, Pedro Teixeira es el director del Coro de la Comunidad de Madrid.


Pedro Teixeira y el Coro de la Orquesta de la Comunidad de Madrid.
Foto: ORCAM 


La ORCAM


La Orquesta y Coro de la Comunidad de Madrid, desde la creación del coro en 1984 y de la orquesta en 1987, se ha distinguido por presentar unas programaciones innovadoras, combinando lo más destacado de la creación contemporánea con el repertorio tradicional. Su ciclo de conciertos en el Auditorio Nacional de Música se ha convertido en referencia imprescindible en la vida musical española y punto de encuentro de un público variado y dinámico, interesado en conocer todas las corrientes musicales y los constantes estrenos absolutos que incluyen sus diferentes ciclos de conciertos.

La ORCAM también se ha incorporado de forma activa a las temporadas de otros escenarios de la Comunidad, como son los Teatros del Canal y el Teatro Auditorio San Lorenzo de El Escorial.
Italia es un país que acoge con frecuencia las actuaciones de la ORCAM, señaladamente la Biennale di Venezia y el Festival MITO (Milán y Turín). De igual modo hay que señalar la actuación celebrada en el Carnegie Hall neoyorquino con Plácido Domingo, a las órdenes del Maestro Miguel Roa.

La estrecha relación de la ORCAM con la lírica viene avalada por el hecho de que la orquesta es, desde el año 1998, Orquesta Titular del Teatro de la Zarzuela de Madrid, situándola como máximo exponente del género y llevando a cabo en sus diferentes temporadas reestrenos, reposiciones, recuperaciones, grabaciones y encargos de diversa índole. El Coro de la Comunidad de Madrid participa en gran número de producciones operísticas que han tenido lugar en el Teatro Real de Madrid desde su reapertura en 1997.

El fundador y primer director titular de la ORCAM fue el Maestro Miguel Groba, a quien sucedió en el puesto, en septiembre de 2000, José Ramón Encinar, actual director Honorario de la Orquesta y Coro de la Comunidad de Madrid. Jordi Casas Bayer fue el director del Coro de la Comunidad de Madrid desde 2000 hasta 2011 y, en la actualidad, Pedro Teixeira lo es desde octubre de 2012. Víctor Pablo Pérez es el Director Titular y Artístico de la ORCAM desde septiembre de 2013.

La Orquesta y Coro de la Comunidad de Madrid. Foto: ORCAM

Fuente: ORCAM

domingo, 10 de agosto de 2014

Aguas abajo del Manzanares...



...se llega a Lisboa.

Os proponemos un paseo diferente por esta bellísima ciudad. Una perspectiva menos conocida de ella desde las aguas de su gran río, o Tejo. El cielo está cubierto y la luz es algo plomiza, nada que ver con los reflejos dorados que suelen iluminar la gran urbe, pero quizás así se acentúa más su aire nostálgico. El patrón espera ya ¿Subimos? 















Aquí estuvo el Palacio Corte-Real de los marqueses de Castel-Rodrigo,
expropiado, destruido en el terremoto de 1755 y ahora Ayuntamiento.


Esta torre replica a la que Felipe II, I de Portugal encargó a Filippo Terzi
para el nuevo Palacio de la Ribeira destruido tras el terremoto de 1755.





Vamos a dar la vuelta por aquí




Un último vistazo a la colina del castillo y al barrio de Alfama.






Y al final también disfrutamos de una soleada tarde en la playa. Es lo que tiene esta ciudad tan poliédrica.

Si te apetece dar esta vuelta diferente por Lisboa, no dudes en ponerte en contacto con Nuno Soares en https://www.facebook.com/Necsport, es totalmente recomendable y sus precios son de lo más razonables.


Fotos: Filipa Iraizoz